MundoMorando

El blog de Mario Morando

Transporte y reforma fiscal para la integración nacional

mapa-1(diario La Nación, suplemento Economías Regionales)

La reciente expansión de Banco de la Ciudad de Buenos Aires a nuevas provincias,  indujo a Fundación Banco Ciudad a organizar un seminario sobre cómo efectivizar las oportunidades de integración económica y social de las economías regionales.

Así el 24 de agosto, en nuestro Auditorio Manuel Belgrano, en la recientemente reinaugurada sede de Florida y Sarmiento, expusieron públicamente: Bernardo Kosacoff, Carlos Bastos, Ezequiel de Freijo, Fernando Lago, Gustavo Anschutz, José Barbero, Gerardo Rabinovich, Dante Sica, Luis Sapag, Jorge Vasconcelos, Juan Llach, Carlos Abeledo, Fernando Rezende. Brindaron, de manera interesante, un diagnóstico riguroso, y acciones mejoradoras.

La problemática se enfocó desde los siguientes paneles: Desafíos Regionales por Sector, Necesidades de Infraestructura por Regiones, Criterios para un Federalismo Balanceado, La Herramienta Fiscal, El caso brasileño, La Mesa de Ministros Provinciales (Hernán Lacunza-Buenos Aires; Osvaldo Giordano- Córdoba; Enrique Vaquié-Mendoza; Norberto Bruno-Neuquén).

Quisimos compartir estas ideas, editando Regiones Económicas: una ocasión para integrarlas, libro gratuito disponible en www.bancociudad.com.ar/regionesintegradas.

Hubo diversos aspectos considerados, pero dos omnipresentes: costos de transporte y sistema fiscal. Integrar es derribar barreras.

Transporte. Alberdi afirmaba magistralmente en su Vida de Wheelwright (emprendedor ferroviario): “Libertando al hombre de sus dos tiranos naturales, que son el espacio y el tiempo, el vapor como el rey de las fuerzas naturales ha hecho del hombre un semidiós.” Acercar las provincias, entre sí y al mundo, es reducir costos de transporte, mediante infraestructura y regulaciones justas.

Desordenamiento fiscal. Un edificio en el cual el administrador cobrara expensas caras; ciertos vecinos recibieran aportes privilegiados para mantener/mejorar sus unidades funcionales; y encima dichas inequidades se alteraran todo el tiempo, no sería un vecindario muy feliz. Argentina es un consorcio de ese tipo. El diálogo para la integración nacional tiene base en replantear qué se recauda, quién lo recauda y cómo se distribuye. Veinte años de demora en instaurar una renovada y versátil ley de coparticipación, nos interrogan sobre la necesidad de una reforma constitucional para destrabar la utópica unanimidad hoy exigida a todas las provincias para lograr su aprobación, aún de las que resultarían cediendo recursos inicialmente.

El nuevo gobierno dio súbita vida efectiva a las acciones factibles de realizarse de inmediato: mejora del tipo de cambio, disminución de retenciones; ya reclamadas en Economías Regionales 2015. Dado el escaso tiempo transcurrido, lo estructural (infraestructura e impuestos) lógicamente aún espera su curso de cambio. Necesitaremos más foros como éste. Economías Regionales/Regiones Económicas 2017 están a la vuelta de la esquina.

Anuncios

Escriba su comentario a continuación:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 26 septiembre, 2016 por en Economía argentina y etiquetada con , , .
A %d blogueros les gusta esto: